Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

“El poeta que no fue”

Es la historia de un poeta, el poeta que no fue.
Solo por haber nacido en el “63”.
Es la triste historia de un niño que quería ser poeta.
Es la historia que yo les contaré. La primer poesía de su vida fue un llanto, de una mañana de febrero cuando al mundo llegó.
Al cumplir un año en su plato de comida
con sus dedos escribió su segunda poesía.
A los tres le atraía la hermosura de las rosas rojas
de la plaza de su pueblo.
A los cuatro años del jardín se trajo crayones y a su madre le rayo todas las paredes combinando colores y alegría.
A los siete en la primaria se enamoro de una poesía escrita en la pizarra y se dio cuenta que el también escribía poesía.
¡Cómo no va ser poeta!
Si siempre se enamoraba de sus maestras de lengua y geografía. –
A los catorce les decía a sus amigos que tenia un sueño y su sueño era el de viajar por el mundo entero y vivir de sus poesías.

Ya a los diecisiete iba a cursar por tercera vez primer año.
Al Padre se le revelo y le exigía su ¡libertad!
Ese día el padre se enojo y todos sus cuadernos con sus versos quemo.
Con lagrimas en los ojos dijo.- Padre te perdono, esas poesías nadie las leyó y yo se las regalo a Dios, pues pronto seré mayor.-
Hijo falta seis meses y en estos meses te mando yo.-
¡Que rápidos fueron esos meses!
Ya cumplió dieciocho y pensó que no iba ir a la colimba
por ser hijo de un coronel.
El coronel era muy recto, le hizo cortar el pelo por que no quería que su hijo sea un jipi y a la guerra lo mando.
Luego de unos días con fusil en mano llego a una isla fría y sin dueño, él era muy positivo y decía que cuando esto termine se le iban a cumplir sus sueños.

Una noche en su trinchera se inspiro y por escribir su poesía sin querer sé descuido y el enemigo lo mató.
Su único verso lo escribió en un papel de cigarro, el no lo soltó, murió con él en la mano, pero la lluvia con el barro se lo borró.
Fin.

*Dedicada a los poetas que están en el cielo
y todos los excombatientes de Malvinas

Cristian Eduardo Carrasco Carrasco
EL CENTINELA DE LOS SUEÑOS.